3/5/17

Rescatando EA: Legos en el calabozo

En esta ocasión os traigo una entrañable y curiosa entrada escrita por +Manu Sáez dedicada al uso de Legos en partidas Old school. Con esta entrada cerramos la serie de "Rescatando EA". Un total de 16 artículos componen la selección que realicé entre todas las entradas participantes -más de cincuenta- en el concurso que organizó en 2011 el blog ya desaparecido Encuentros Aleatorios. Salvo una, claro, que la escribió una de las redactoras habituales de dicho blog. 
- Nebilim


Legos en el calabozo


Creo que primero debo aclarar el título de este artículo. Cuando digo legos en el calabozo no significa que vaya a hablar sobre los sujetos inexpertos que se adentran en una mazmorra (eso ya lo hemos sufrido casi todos en nuestras propias carnes), sino que quiero hablaros de otros Lego, ni más ni menos que esas figuras y piezas de juguete de marca homónima que la mayoría conoceréis. En concreto, a lo largo de este artículo explicaré las razones por las que considero que los Lego son ideales para usar en nuestras partidas de rol de la vieja escuela.

Algunos pensaréis que estoy chiflado o que estoy de broma, y también los habrá que sepan que no estoy inventado nada nuevo, pues los Lego llevan adaptándose desde hace tiempo a otras formas de jugar. Ahí van unos ejemplos: 

  • Brickwars: Juego de combate con miniaturas usando figuras Lego.
  • Brickquest: Juego de mesa de estilo dungeon crawl empleando figuras y piezas Lego.
  • Lego Runequest: Un blog (desgraciadamente abandonado) que trata el uso de los Lego en una campaña de Runequest. 

Echando un vistazo a los enlaces podréis ver las enormes posibilidades que ofrecen estos juguetes, pero quiero añadir mi propia visión sobre todo esto, y los motivos por los que creo que son ideales para un tipo de juego en particular: el rol de fantasía enfocado a la mazmorra.



Porque son económicamente interesantes


Los Lego son piezas concebidas para construir y transformar todo lo que se nos ocurra. Y no sólo es posible hacerlo con las piezas básicas, sino también con las propias figuritas de personajes (que son las que nos interesan), las cuales tienen cabezas, torso, piernas y complementos intercambiables. Esto nos proporciona una gran ventaja, pues ya no será necesario poseer una miniatura de mago, otra de ladrón, otra de guerrero… Con un par de figuras y unas pocas armas, cascos y algún complemento adicional tendremos la posibilidad de construir cualquier clase de aventurero.

Adquirir los Lego en una juguetería resultará normalmente caro, pues lo que nos interesa puede venir en varias cajas distintas, y no compensa gastarse ese dinero para lo que queremos. En cambio, existen páginas de Internet donde se venden artículos de segunda mano con una oferta interesante de este producto. Podremos encontrar piezas sueltas y en packs a un precio ajustado, y si tienes un grupo de juego habitual todos podéis poner un poco de dinero y haceros con una caja común de piezas, con las que podréis montar los diferentes personajes que vayan naciendo aventura tras aventura.

Pero si el dinero no es un impedimento y estáis dispuestos a gastaros un poco más, incluso existen webs de personas que se encargan de hacer piezas custom de todo tipo, que dotarán a vuestras figuras de un aspecto mucho más chulo y único. También sería ideal hacerse con figuras y piezas para crear monstruos, el catálogo disponible permite montar bastantes de los más típicos (goblins, orcos, esqueletos, zombies, trolls, dragones…).

Porque nuestra figura evoluciona al igual que nuestra ficha


Una de las cosas que siempre me ha disgustado de las miniaturas de mis personajes es que en algún momento no se ajustaban a lo que ponía en mi ficha. Empezaba con un guerrero con espada y escudo, y escogía una miniatura con este armamento, pero entonces mi aventurero encontraba un hacha mágica (ni falta que hace decir que a partir de entonces sería su arma básica), de forma que la miniatura ya no se ajustaba del todo al personaje.

Soy consciente de que una figura no tiene que ser una representación 100% idéntica a nuestro héroe, y que su uso es simplemente una ayuda para resolver determinadas acciones, pero ya que se trata de una ayuda visual, qué mejor que de un vistazo uno sepa cómo van equipados los aventureros.

Usando Lego, cada vez que nuestro personaje cambie de armas podremos cambiárselas también al muñeco. Y lo mismo ocurre con la vestimenta y objetos: sin ningún problema podemos colocar un yelmo o una capa mágica a nuestra figura, y también señalar quiénes del grupo llevan antorchas.

Porque se adaptan estupendamente a cualquier escenario


Este artículo está enfocado en la utilización de las figuras de personajes, pero también tenemos a nuestra disposición el resto de piezas de la marca para montar nuestros propios escenarios. Aunque visualmente gana mucho desplegar los Lego en un entorno construido con estas piezas, no es algo necesario del todo, pues las medidas de los muñecos se adaptan perfectamente a todo tipo de mapas pensados para miniaturas.

Existe un amplio catálogo de tableros para juegos de rol y de mesa con casillas de entre 2 y 3 cm. de lado que son ideales para colocar figuras Lego.


Porque lo divertido no está reñido con lo épico


Seguro que más de uno pensará que usar figuras Lego no es serio. Estoy de acuerdo en que una buena miniatura bien esculpida y pintada, junto a otras miniaturas de monstruos de idéntica calidad, no tienen comparación con un puñado de muñecos Lego; sin embargo el punto fuerte de estos últimos reside en su uso práctico, y debo añadir que los Lego se ajustan como un guante al espíritu de las mesas de roleo saja-raja. Son divertidos y son épicos al mismo tiempo, como la mayoría de partidas de esta índole. Sinceramente, ¿alguien recuerda alguna aventura donde no haya habido cachondeo, risas, momentos cómicos y surrealistas…? Es algo que sucede en prácticamente cualquier partida de cualquier juego, pero yo me atrevo a afirmar que más incluso en los juegos de este estilo.

Quizás es que me he viciado mucho a los videojuegos de Lego, o que de verlos tantas veces juntos en escenarios de fantasía ya me los imagino dando espadazos, lanzando hechizos, y haciendo maniobras imposibles para derrotar al monstruo. Sea como fuere, creo que estos pequeños personajes conservan el espíritu épico intacto.

Porque sólo es una opción


Esto es una perogrullada, pero no quería terminar el artículo sin expresar que mi intención no es convencer a nadie ni demostrar que el uso de estas figuras es mejor que otras opciones (para mí lo es, pero para otros puede no serlo), tan sólo dar mi visión personal sobre ello, y compartirlo por si alguien ha sentido alguna vez curiosidad, o nunca se lo había planteado y gracias a estas líneas descubre una nueva opción para sus partidas.

Es más, los Lego no tienen que estar presentes siempre, o no estarlo nunca. Pueden ser ideales para usarlos en algunas partidas pero en otras no. Con tu mismo grupo y juego favorito, quizás emprendas campañas de intriga donde no uses los muñecos, y otras de acción donde veas más adecuado desplegarlos en la mesa.

En definitiva, ya sea con Lego o sin ellos, diviértete, y no dejes orco con cabeza ;)

Printfriendly

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...